The start of April marks the end of the winter wet season in the western U.S. While this year has brought beneficial snow, which will provide abundant meltwater during their dry months, it is not a long-term fix for the water issues the West is facing with climate change.

¿Dificultad viéndolo? Oprima Aquí >>

Climate Matters banner



RESUCITACIÓN DE LA CAPA DE HIELO OCCIDENTAL


El comienzo de abril marca el final de la temporada lluviosa de invierno en el oeste de los EE.UU. Si bien este año ha traído nieve beneficiosa, que proporcionará abundante agua de deshielo durante los meses secos, no es una solución a largo plazo para los problemas de agua que enfrenta el occidente debido al cambio climático.

Capa de hielo occidental, 1ro de abril
CON titúlo:
SIN titúlo:

JPGPNG
JPG PNG

Escurrimiento de California
CON titúlo:
SIN titúlo:

JPGPNG
JPG PNG

 

¿Necesita más representaciones visuales y recursos?

Visite nuestro archivo

 

El comienzo de abril marca el final de la temporada lluviosa de invierno en el oeste de los Estados Unidos, la época del año en que la región recibe la mayor parte de su precipitación. Medir la capa de nieve en este momento indica cuánta agua se derretirá de la capa de nieve durante los meses calurosos y secos de verano que se aproximan, por lo que es un recurso crítico para los usuarios agrícolas, residenciales, comerciales y recreativos.

 

Por sólo la segunda vez en esta década, la última vez en el 2011, la capa de nieve a principios de abril está por encima de lo normal, proporcionando un respiro de una sequía que había sido especialmente severa en California. En la Sierra Nevada, la nieve estaba 164 por ciento de lo normal a principios de mes. El equivalente de agua de nieve, o la cantidad de agua líquida encerrada en la nieve, era aproximadamente 46 pulgadas.

 

El gran número de tormentas que han impactado el occidente este año y el aumento del agua de deshielo ya ha acelerado el escurrimiento hacia los embalses de California, la mayoría de los cuales están por encima de sus promedios históricos, aunque no por mucho. Sólo el embalse de San Luis en el centro de California está dentro de unos por cientos de capacidad, pero aun así, ese embalse está dos veces más alto actualmente que el año pasado en esta fecha.

 

Si bien la capa de nieve de este año es bastante saludable, en un mundo que se calienta por el aumento de los gases de efecto invernadero, la capa de nieve temprano en la primavera ha estado disminuyendo a largo plazo. Y la capa de nieve no es la única fuente de agua importante: las aguas subterráneas más profundas, que también son un componente del suministro de agua de la región, tardan mucho más que una sola temporada lluviosa para reponerse.

 

Aunque el occidente de los Estados Unidos tiene una larga historia de sequías y períodos lluviosos, las sequías han ido empeorando durante el último siglo, lo que significa que un año de lluvias beneficiosas no es una cura para el suministro de agua a largo plazo para el Oeste.

 

METODOLOGÍA


Los datos de la capa de hielo occidental provienen de la red SNOTEL del oeste de EE.UU. del Departamento de Agricultura. Los valores se expresan como un porcentaje por encima o por debajo de la mediana equivalente normal (1981-2010) del agua de nieve para las principales cuencas del occidente en la red SNOTEL el 31 de marzo. Los estimados del escurrimiento son del Centro de Ciencias del Agua de California del Servicio Geológico de EE.UU.

 


GRÁFICOS ADICIONALES DEL ARCHIVO

More rain, less snow coming down in winter

Precipita más lluvia y menos nieve en el inverno

 

Snow records and trends

Récords de nieve y tendencias

 

 

Brought to you by Climate Central