Investigaciones Climáticas

Este nuevo estudio revela que el calentamiento global inducido por el hombre está incrementando los patrones de temperatura y precipitación inducidos por el ENSO, lo cual continuará hacia el futuro.


Esta Semana en Noticias del Clima

Científicos: La credibilidad de EE.UU. sobre el clima se fractura

Temporada de follaje bajo fuego debido al cambio climático

Hasta cinco mil millones se enfrentarán a un “clima totalmente nuevo" para el año 2050


Desde la NASA y la NOAA

Debido al cierre del gobierno federal, la NASA y la mayoría de los sitios web de la NOAA no están disponibles. Sin embargo, tenemos una base de datos climáticos aquí en Clima Central si necesita información. Por favor, póngase en contacto con bplacky@climatecentral.org.


Hecho para compartir en Twitter

El cambio climático está trasladando nuestra corriente de chorro hacia el norte, afectando las trayectorias de las tormentas. http://bit.ly/1oEXIlk



En Materia de Clima está en Facebook



Los Archivos

Haga clic aquí para ver las ediciones anteriores para cada mercado participante.



Para Más Información

Contáctenos: climatematters@climatecentral.org

Puntos destacados

  • El cambio climático ya está afectando a la corriente de chorro. Como lo fue indicado en el reporte más reciente de la IPCC, los estudios indican que las corrientes de chorro de cada hemisferio están migrando hacia los polos.

  • Estudios más recientes analizan la conexión entre el calentamiento del Ártico y las trayectorias de las tormentas de latitudes medias que podrían conducir a más eventos meteorológicos extremos con mayor frecuencia. Abordamos esta área emergente de investigación y donde la ciencia se sitúa actualmente.


Haga clic abajo para versión alta resolución
CON título - SIN título

La corriente de chorro. Es lo que impulsa a nuestros patrones del tiempo, transportando las masas de aire y creando zonas de choque para la formación de tormentas. Esta es la época del año cuando la corriente de chorro en el hemisferio norte hace su desplazamiento hacia el sur, provocando cambios extremos en el tiempo - como un tornado EF 4 en Iowa, lluvias récord en Texas y cuatro pies de nieve en Dakota del Sur. Los científicos sólo recientemente han comenzado a detectar cambios en la corriente de chorro que pueden estar vinculados al calentamiento global. Descifrar la complejidad de esta investigación científica emergente es fundamental para la comprensión de hacia dónde se dirige nuestro clima.

A medida que el mundo continúa calentándose ya se observa un efecto en la corriente de chorro y los patrones del tiempo, según el último informe de la ONU e IPCC sobre el clima que establece: "Es probable que los rasgos de la circulación se han movido hacia los polos desde la década de 1970, involucrando la ampliación del cinturón tropical, desplazamiento hacia los polos de las tormentas y las corrientes de chorro, y la contracción del vórtice polar norte. La evidencia es más sólida para el hemisferio norte.” Las investigaciones de donde proviene esta afirmación presentan múltiples líneas de evidencia – desde los análisis de la expansión de la célula tropical de Hadley hasta la radiación saliente medida por satélite, observaciones de radiosonda, y re análisis de patrones del tiempo. Pero así como aumenta la confianza sobre el desplazamiento de las corriente de chorro hacia los polos, aún quedan dudas sobre si las corrientes se están amplificando y promoviendo más patrones de bloqueo.


Una animación de modelo de computadora de la NASA que muestra la evolución de una gran profundización de la corriente de chorro.
Mire aquí

Muchos de ustedes ya están familiarizados con el trabajo de la Dra. Jennifer Francis y Steven Vavrus ya que ella hace poco habló en una serie de eventos sobre el tiempo, incluyendo la Conferencia de Meteorólogos de Difusión de la AMS en Nashville. Su informe concluye que a medida que el Ártico se calienta más rápido que el trópico, una disminución del gradiente de temperatura entre el ecuador y el polo norte desacelera la corriente de chorro. A medida que la corriente de chorro se desacelera, esta pasa a ser más "ondulada," causando ampliaciones con más frecuencia que aumenta la probabilidad de eventos meteorológicos extremos, conocido como amplificación ártica.

Sin embargo, no todos los estudios apoyan la amplificación ártica y sus impactos en los patrones del tiempo en latitudes medias. Por ejemplo, Screen y Simmonds (2013) trataron de vincular los dos a través de los patrones de ondas planetarias y no encontraron ninguna tendencia clara. Y recientemente, Barnes (2013) no encontró un aumento significativo en la frecuencia de eventos de bloqueo sobre Norteamérica y el Atlántico Norte, lo que indica que las tormentas severas de latitudes medias no pueden simplemente ser comprendidas sólo a través de la amplificación ártica. Esta investigación no significa que la hipótesis de Francisco y Vavrus es errónea, simplemente significa que la atmósfera es más compleja y se necesitan más estudios.

Ivana Cvijanovic, una investigadora de postdoctorado en la Escuela Carnegie para la Ciencia, Stanford, también está investigando las implicaciones del cambio climático en el Ártico en los patrones del tiempo en latitudes medias. En un intercambio de correo electrónico, ella escribió: "Una serie de estudios indican la pérdida del hielo marino como una causa probable de algunos de los recientes fenómenos meteorológicos extremos (Honda et al, 2009 ; Petoukhov y Semenov 2010 ; Liu et al, 2012), pero parece que todavía carecemos de una "prueba definitiva" de que la pérdida del hielo marino afectará los fenómenos meteorológicos extremos en el futuro." Una de las dificultades para identificar el mecanismo correcto para vincular el calentamiento del Ártico con los patrones del tiempo en latitudes medias es la falta de datos de largo plazo. Datos de satélite se remontan a finales de 1970, pero en realidad es sólo en los últimos diez a quince años que hemos experimentado un aumento del ritmo de la pérdida - estableciendo múltiples récords históricos de valores bajos. Así que los estudios que se basan en los datos de observación, muestran descubrimientos que aún no son lo suficientemente robustos como para confirmar el significado estadístico de un factor sobre otro (observe por ejemplo el trabajo de Hopsch et al. 2012).

La relación entre el cambio climático y la corriente de chorro es compleja, con mucho todavía por aprender. Pero esto es lo que es la ciencia. El establecimiento de una hipótesis, entonces la investigación para probar o negar. Al final, todos nos vamos a beneficiar de un mejor conocimiento de nuestros patrones del tiempo y el sistema climático.





Ver este correo electrónico en su navegador | Darse de baja de esta lista