Desde dos impactos consecutivos de huracanes en el este, hasta la sequía y los fuegos en oeste, ha sido un verano de extremos climáticos. Los datos de NOAA muestran que las condiciones de tiempo extremo está aumentando en los EE.UU.
Climate Matters banner


AUMENTO DE LOS EXTREMOS CLIMÁTICOS


Desde dos impactos consecutivos de huracanes en el este, hasta la sequía y los fuegos en oeste, ha sido un verano de extremos climáticos. Los datos de NOAA muestran que las condiciones de tiempo extremo está aumentando en los EE.UU.

Gráfico del Índice de Extremos Climáticos del NCEI
CON titúlo:
SIN titúlo:
Lazo:

JPGPNG
JPG PNG
MP4

 

¿Necesita más representaciones visuales y recursos?

Visite nuestro archivo

 

Harvey e Irma han traído inundaciones devastadoras a Texas y Florida, mientras que una sequía severa a excepcional ha contribuido a los incendios forestales en Montana y el noroeste del Pacífico. Estos tipos de condiciones del tiempo y extremos climáticos muestran una tendencia ascendente, como lo indica el Índice de Extremos Climáticos del NCEI. Además de tomar en cuenta la sequía y los vientos huracanados, el índice considera temperaturas y precipitaciones extremas en los EE.UU. El índice data de 1910, y los cuatro valores más altos de este índice anual han ocurrido en los últimos 20 años. Tres de los cuatro primeros se han visto desde 2010.

 

Las inundaciones tanto de la marejada ciclónica como de las fuertes precipitaciones han sido catastróficas en Harvey e Irma. Cada tormenta costará miles de millones de dólares y tardará años para poder recuperarse de estas.

 

Para Irma, la marejada ciclónica y las inundaciones costeras han sido algunos de los mayores factores de daño. Las inundaciones han recibido un impulso del cambio climático, específicamente el aumento del nivel del mar. El calentamiento de los océanos y el derretimiento del hielo terrestre han hecho que los océanos suban alrededor de siete pulgadas desde 1900, lo que también ha dado lugar a inundaciones costeras más frecuentes. Además, la atmósfera más cálida conduce a más evaporación, lo que significa más agua disponible para la precipitación. Eso puede conducir a los totales extremos de la precipitación como Harvey, y en EE.UU. ha causado un incermento en el número de días cada año con más de 2 pulgadas y 3 pulgadas de lluvia.

 

Aumento en el número de días con 2 de lluvia Aumento en el número de días con 3 de lluvia
CON titúlo:
SIN titúlo:

JPGPNG
JPG PNG

CON titúlo:
SIN titúlo:

JPGPNG
JPG PNG

En el otro extremo del espectro, la sequía y el calor sofocante de las planicies del norte hasta la zona del noroeste cerca del Pacífico han elevado el índice de climas extremos aún más. Esto se debe a que el índice incluye temperaturas extremas, así como sus impactos. En este caso, el intenso calor y las condiciones secas han alimentado una brutal temporada de incendios forestales. Más de 400.000 acres están ardiendo en Montana, que acaba de concluir su segundo mes más seco registrado.

 

Los incendios también se están desatando en Idaho, Oregon y Washington. Cada uno de esos estados está luchando contra su propio incendio de 100.000 acres en este momento también. El humo de esos fuegos ha recorrido grandes distancias, trayendo cielos brumosos y una pobre calidad de aire a las llanuras y partes del este de Estados Unidos. El aumento de las temperaturas ha contribuido a prolongación de la temporada de incendios forestales, por 105 días desde 1970 y un repunte en grandes incendios forestales.

 

Nuestro Seguidor de Incendios muestra incendios forestales y zonas de humo actvias en los Estados Unidos.
Vea nuestro reporte especial sobre el cambio climático, fuegos forestales, y la calidad del aire.

 

El cambio climático también eleva la probabilidad de eventos de calor más extremo. Las temperaturas máximas históricas han superado las mínimas récord con cada década que pasa. Desde el año 2015, el número de temperaturas altas récord diarias en los Estados Unidos ha superado la cantidad de marcas de temperatura baja diaria en más de 3 por 1.

 

California es otro estado que ha visto extremos este verano. San Francisco estableció su récord de todos los tiempos el 1 de septiembre, alcanzando los 106° F. En Los Ángeles, incendios forestales se penetraron los límites de la ciudad. Todo esto demuestra que el índice de extremos también es un indicador de la cantidad de estrés que el aumento de condiciones extremas del tiempo puede tener en la sociedad. Un perfecto ejemplo se vio más temprano este mes cuando San Francisco experimentó su récord de temperatura máxima más alta de todos los tiempos con 106°F el 1 de septiembre.

 


GRÁFICOS ADICIONALES DEL ARCHIVO

Más inundaciones en el interior

Más inundaciones en el interior >>

Grandes lluvias y desbordamientos de aguas residuales

Grandes lluvias y desbordamientos de aguas residuales >>

Brought to you by Climate Central